Visitar Tlaxcala y descubrir atracciones turísticas

Haciena La Laguna

Tlaxcala es uno de los estados mexicanos donde se pueden combinar un ambiente de lujo del siglo XXI con la tranquilidad de la época colonial. Caminatas en zonas naturales, la delicia de su cocina y conocer el mundo del pulque son algunas de las actividades que enriquecen esta experiencia.

Desde hace años atrás algunas de las haciendas coloniales habilitaron sus espacios para recibir a los visitantes y ofrecer diferentes servicios que llenan de recuerdos inolvidables la memoria de los turistas. Ejemplo de ello es la Hacienda San Pedro Tenexac, el cual fue decretado monumento histórico; la Hacienda Tecoac, donde tiene la oportunidad de probar comida típica de la región, y las haciendas pulqueras de Santa Teresa de Ixtafiayuca y de San Bartolomé del Monte, entre otras.

La Hacienda Soltepec, también conocida como La Escondida, es ideal para probar el típico pulque y conocer su procesamiento. Esta hacienda también guarda entre sus haberes el hecho de haber servido para la grabación de una película de la famosa artista María Félix en el año 1955. Si ahí no termina de descubrir los secretos en la elaboración del pulque, puede visitar el Museo del Pulque donde terminará de conocer todos los detalles de su producción y elaboración.

Otra reconocida hacienda visitada asiduamente es la Haciena La Laguna, ya que su restaurante ofrece un alegre ambiente mientras degusta alguna de las comidas mexicanas.

Si el ambiente natural no es suficiente para lograr un estado de tranquilidad suficiente, se puede visitar uno de los spas que ofrecen masajes de rosas o aromaterapia.

Existen lugares como el Parque La Trinidad que antiguamente fue una fábrica textil, en donde se facilitan espacios para acampar. Además, ofrece facilidades como manantiales, cafetería, auditorio, parques y una zona para la realización de asados familiares, en donde la única condición es que lo deje limpio para otros visitantes.