Un fin de semana en Tlaxcala

Mexican artists

Muchas personas que viven en Ciudad de México que quieren llenarse de tranquilidad y salir de la rutina diaria, estudian como opción ideal pasar el fin de semana en Tlaxcala, ya que esta ciudad se encuentra a tan solo 119 kilómetros y toma menos de dos horas llegar hasta allá para conseguir esa paz tan deseada.

Desde Ciudad de México puede tomar un vehículo particular y tomar la carretera para llegar a Tlaxcala, o bien puede tomar un autobús que lo llevará directamente hasta esa población.

Tlaxcala ofrece numerosas haciendas que fueron adaptadas por sus dueños para poder recibir a los visitantes. Se transformaron no solo en lujosos hoteles, sino que también abrieron las puertas de sus cocinas, para dar al visitante la mejor oferta gastronómica, realizada con productos sembrados y cosechados en sus propios terrenos. Hay hoteles que además ofrecen una serie de actividades guiadas o libres para que el visitante no tenga que salir de sus recintos, aunque siempre está la opción de recorrer por cuenta propia esos sitios que no deben dejar de visitarse y que se encuentran en el centro histórico de la ciudad.

La oferta de actividades es muy variada según los deseos de los visitantes. Para aquellas personas que tan solo deseen relajarse, se puede tomar la opción de recibir aromaterapia o una sesión de masajes. Igual de relajante será hacer una caminata o una cabalgata por algunos de los senderos naturales, o bañarse en las aguas cristalinas de sus manantiales.

Para quienes disfruten de actividades más bulliciosas, está la opción de las corridas de toros y las ferias animadas por artistas nacionales e internacionales, que se presentan en los palenques. Infaltable para estas personas será probar el pulque realizado en la zona.

Aquellos amantes del arte se deleitarán con la observación de diferentes obras artísticas de artistas mexicanos pero reconocidos y admirados a nivel mundial.