Tlaxcala: un sistema agrícola sustentable ejemplo para el mundo

Tlaxcala sustainable agricultural system

Tlaxcala es considerado el estado donde se inició el mestizaje de las poblaciones originales con los invasores europeos. Su nombre, como bien sabemos, traduce del náhuatl “lugar de pan de maíz”, y a pesar de ser el estado más pequeño de los Estados Unidos Mexicanos, su fértil tierra le da la oportunidad a sus habitantes de desarrollar tanto actividades agropecuarias como pesqueras.

La agricultura sigue siendo una de las principales actividades de estas tierras tan benditas, en donde el 60% de su superficie total está reservada para la siembra.

Los productos que más destacan son el maíz como principal protagonista, la papa, el trigo, la cebada y el maguey pulquero. Los municipios de Tlaxco, Huamantla, Cuapiaxtla y Atlangatepec son los más importantes para este tipo de siembra.

Por su parte, en la actividad pecuaria resalta la producción de carne y leche de bovino, la leche de cabra, la lana de ovino y la carne de guajolote. Mientras que en la pesca el charal, la carpa y la trucha son los protagonistas.

La comida tlaxcalteca conserva la influencia prehispánica que ha resistido al mestizaje cultural y se conservado generación tras generación durante siglos. Desde tiempos remotos los elementos gastronómicos principales han sido el maíz y el maguey. Del maguey se obtiene el aguamiel, cuya fermentación produce el pulque, bebida alcohólica típica de Tlaxcala. Aunque si no desea saborear el fuerte pulque directamente, puede probarlo en la salsa borracha con la que bañan a los carneros o al pollo.

Otro tipo de cosecha que también se realiza en Tlaxcala es la de insectos como los gusanos de mezquite, los del nopal, los gusanos de laguna y los escamoles, los cuales se consumen principalmente en época de cuaresma.

También las hormigas son cocinadas, pero estas se encuentran de manera natural en sus nidos bajo la tierra a pocos metros de profundidad, principalmente debajo de los nopales.