Evidencia del dios Pulque encontrada en Tlaxcala

Evidence found in Tlaxcala Pulque god

Tlaxcala no solo está ubicada de manera privilegiada para quienes disfrutan del ecoturismo, sino que el buen mantenimiento de sus construcciones y sus conservadas obras artísticas que datan de miles de años atrás, hacen que visitar Tlaxcala sea un viaje a través del tiempo.

Algunas de las antiguas haciendas conservan aún el aire colonial que resulta encantador. Y caminando entre sus largos pasillos se descubre también el lujo que encierran los hoteles de alta categoría. En estas haciendas podría hospedarse usted, para disfrutar de cerca sus actividades. Puede recrear las fiestas patronales que se celebraban décadas atrás o sencillamente disfrutar del paisaje con un paseo en bote o a caballo.

A la hora de querer conectarse con los dioses y deidades de los antiguos pobladores de Tlaxcala, nada mejor que probar un típico pulque, el cual es una bebida alcohólica que se obtiene de la fermentación del magüey. La calidad de esta bebida se puede determinar por su olor -debe ser poco oloroso-, por su color -debe ser muy blanco- y por el gusto -no debe ser muy viscoso-.

Esta bebida abre el apetito para entonces probar con mucho deseo cualquiera de los fabulosos platos preparados con la sabiduría de sus habitantes y transmitida de generación en generación. En Solpetec ubique los pulques de Dos Vale, pues se dice que prepara el mejor pulque de la región, ya que contiene la semilla tan pura que se fermenta a la sombra.

Si no desea probar el pulque directamente de la botella, también tiene la oportunidad de hacerlo a través de alguno de los platos que preparan gustosamente los orgullosos habitantes de Tlaxcala con la utilización de esta bebida alcohólica, tal como el pato al pulque y el carnero o pollo borracho bañado en salsa de pulque. Cualquier forma es permitida, no deje de probar esta bebida típica mexicana.